Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

domingo, 3 de mayo de 2009

Lo siento.

Lo siento. Siento hacerte esto a ti. Sí, a ti, que ahora mismo lees estas palabras. Podría explicarte el por qué de mis disculpas, pero siempre he pensado que en la vida todo sucede porque debe ocurrir, porque así está diseñado. Y por eso estás aquí, avanzando letra a letra por este sinuoso camino de morfemas. Estás aquí porque así debía ocurrir y ya es inevitable. Vuelvo a repetir que lo siento, que quizá no te lo merecías (o quizá sí, tú ya sabes por qué) pero ya estás dentro. Sabes que volverás a pegar el link de este blog en la barra de direcciones y sabes que no podrás evitar averiguar de que va a tratar este blog, que es lo que se va a plantear, comentar o contar. Pero sobre todo, volverás aquí para encontrar la respuesta buscada: ¿Por qué sientes la irrevocable sensación de que te sientes atado a este blog?

Ya te he dicho que lo siento, en serio.

PD: Por enésima vez.. lo siento.

Neil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario