Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

miércoles, 16 de junio de 2010

H.

Fumarme un cigarro en el balcón de mi casa nunca había sido tan satisfactorio.
Aún recuerdo aquella noche.

Las calles gozaban de una gran salud, a pesar de las altas horas de la madrugada. La fiesta y los acontecimientos de los último días con motivo de celebración de las fiestas del barrio había conseguido atraer la atención gran parte de la ciudad. Yo estaba sentado en la silla de mi cuarto observando, fascinado, los fuegos artificiales. Y esperando. Esperándote a ti.

Me habías prometido que luego hablaríamos por el msn. Sabía que volverías, fueran los dos o las tres de la madrugada, ya no recuerdo. Porque tú jamás me has fallado. Y porque yo, por alguna extraña razón sin motivo aparente, necesitaba hablar contigo. Y es que, tras varios meses sin tener contacto, me inquietaba que quisieras hablar conmigo ese día. Precisamente ese día. Y conmigo.

Y entonces llegaste. Un breve " aki estoy" fue suficiente para que mi mundo comenzara a girar alrededor de una nueva estrella.

Por mi parte, era evidente que jamás conseguiría ocultar mis sentimientos hacia a ti. Y por tu parte, estabas decidida a dejar de evitarlos. La conversación fue larga y emotiva. Porque ambos lo sabíamos. El momento había llegado. Estar juntos.

Neil.