Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

lunes, 7 de marzo de 2011

Decadencia.

Últimamente me falta motivación. No veo objetivos ni retos en mi vida. Y los hay. Pero asumo con indiferencia cada situación de lo que me pasa en estos últimos tiempos. Y sé que no tengo queja porque no estoy capacitado de ninguna tara física/psicológica/material para llevar a cabo cualquier actividad.

Simple y llanamente, no tengo ganas.

Es como si tuviera la sensación de que no sirve de nada. Haga lo que haga, ¿para qué?. El mundo se va a la mierda y parece que yo he decidido aceptarlo.

Y ya no hablo de mi vida académica, sino de todo en general.

Sé que a todos nos pasa esto de vez en cuando. La ambición es importante. Luchar por algo. Pero hasta que encontramos algo por lo que luchar nos pasamos la mayor parte del tiempo tomando a otros como enemigos, y en el peor de los casos, odiándonos a nosotros mismos.

Y si esto no cambia las consecuencias pueden llegar a ser destructivas. Pero, joder. Demasiados cambios. Hace meses sólo me preocupaba de que fueran las 18:00h para hablar con ella.

No creo que la ruptura de una relación sea motivo suficiente como para venirse uno abajo. Pero condiciona, cuanto menos.

Y para ir a mi lugar de estudio bastaba con andar 10 minutos. Y ahora... necesito 2h para ir y 2h para volver. La sensación de que todo fue mal desde el principio, la decepción de comprobar que la amistad no es más que la conveniencia maquillada con colorines.

Acabaría esta actualización con unas palabras épicas aregando al valor y prometiéndome ganar y llegar al éxito. Pero por un día, y sin que sirva de precedente, me voy a dejar de tonterías.

N.

domingo, 6 de marzo de 2011

Here comes again

Hola, soy el Señor T. Hasta ahora, me había abstenido de salir, digamos de "fiesta", por la zona de locales y demás garitos en la playa. Sinceramente, la moda borreguil de beber para emborracharse y después ir a discotecas y encontrarte al típico cuerpoescombro dando patadas al aire, decenas de chicas facilonas que no quieren reconocerlo y demás escoria, no era algo que me atrajese lo más mínimo. De hecho, lo aborrecía. Pero, me obligué a salir un par de "findes" y he descubierto ciertos aspectos de esa vida nocturna, bastante interesantes. Casi todo aparece fielmente retratado en "Saturday night", ultima entrada de mi compañero.

Cambiando de tema, al fin he conseguido lograr todos mis objetivos en un espacio de tiempo relativamente corto, así pues considero que ya he puesto algo de orden en mi ajetreada vida. Pero, extrañamente, no me ha dado la tranquilidad que yo esperaba. De hecho ha sido casi justo al contrario. El hecho de que ningún problema o quehacer ocupe mi mente en estos momentos, hace que vuelvan a mi cabeza viejos demonios (no tan viejos) a los que di por desaparecidos. Entre ellos las puñeteras pesadillas que no me dejan dormir tranquilamente. Bueno, no son pesadillas en su sentido estricto, sino que es la vuelta a un tiempo, mucho mejor. Y aunque suene lejano, apenas hace 5 meses.

En fin, nada más que añadir, ya prepararé un tema interesante para la próxima entrada.