Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

martes, 15 de abril de 2014

Héroes.

Cuando todo parece hecho para romperse. Cuando crees que has tocado fondo. Cuando ni siquiera la esperanza es esperanza. Cuando el miedo se cuela por los poros de tu piel invadiendo cada centímetro de tu cuerpo. Cuando la oscuridad de un futuro incierto y un pasado prometedor se mezclan transformando tu presente en una extraña época de tu vida. Cuando sientes que estás roto, y que no hay vuelta atrás. Cuando la brújula de tu corazón deja de marcar el norte, el sur, el este y el oeste. Cuando, simple y llanamente ya no puedes respirar. Una asfixia que colapsa tu mente y nubla tus sentimientos. Quieres volver a casa pero no puedes, porque no te sabes el camino. Porque estás incondicional e irrevocablemente perdido. 

Caes al suelo, abatido y exhausto. Y a tu alrededor sólo hay oscuridad. ¿Podría ser peor? 

Miras al cielo y piensas cómo a veces, en la vida, es demasiado sencillo perderlo absolutamente todo en una fracción de segundo. Son las reglas del juego que nunca llegaste a aceptar.

Una estrella fugaz ilumina el firmamento de repente. Tu mente se detiene un momento fascinado con el manto de estrellas que cubre tu mundo. ¿Estaban aquí antes? Recuerdas que alguien dijo una vez que las estrellas son el reflejo del pasado. Que probablemente ahora mismo ya no existan. Pero existieron. Y tú, y todos, tenemos el privilegio de ver el pasado ante nosotros. Como si alguien desde ahí arriba quisiera decirnos algo muy importante que aún no podemos comprender. El pasado existe. Y duele. Pero también te recuerda que fuiste feliz. Que tenías sueños y que le juraste a esa persona que está ahí arriba brillando por ti, que los cumplirías.

Te pones en pie. Algo está cambiando. En tu interior una lluvia de recuerdos inundan tu mente. Piensas en todo este tiempo. En lo difícil que ha sido seguir adelante y cómo, contra todo pronóstico, has superado cada uno de los obstáculos que la vida puso en tu camino. Tal vez, los obstáculos sean el verdadero camino. Con cada paso hacia adelante, te hiciste más fuerte. Y, lo más importante, creíste más fuerte. 

Creer.

Todo lo que has conseguido no ha sido por casualidad. Rendirse, jamás debería ser una opción. Y, aunque, pierdas la ilusión 21 veces y sientas que la única opción es dejar de luchar. Recuerda el pasado. Recuerda que fuiste feliz, y que lo mejor aún está por llegar. Porque sino lo intentas, nunca sabrás si lo podrías haber conseguido. 

Dicen que sólo nosotros creamos nuestros propios demonios y que sólo podemos destruirlos. Ha llegado el momento de dejar de pensar, y volver a sentir. De armarnos de valor, coger fuerzas de dónde sea y mirar hacia el horizonte. Con una sonrisa desafiante, como diciendo, "estoy aquí, sigo en pie". No hay tiempo que perder, el reloj sigue en marcha.

Algún día sé que sólo seremos recuerdos. Pero en este instante estamos vivos, y en este momento, juro que somos infinitos.

Y, aunque las cosas no vayan bien. Aunque sientas que ha llegado el momento de dejarlo todo y olvidar. Aunque tengas miedo de seguir adelante. Aunque te duela. Aunque llegue el día en el que todo esté resquebrajado y a punto de partirse en mil pedazos, recuerda que el momento más oscuro de la noche, es justo antes de salir el sol. Podemos ser héroes. Podemos ser héroes por un día y robarle tiempo al tiempo para encontrar juntos el camino a nuestro hogar. No sé cuándo, ni cómo, pero sé que las estrellas nos guiarán. Nuestro pasado será la luz que iluminará nuestro futuro. 

Seremos héroes.
Aunque sea sólo un día.



Neil.