Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

miércoles, 28 de octubre de 2009

Cuestión de constancia.

Dicen que la prohibición incita a la acción.

No sé si esto es cierto. Pero algo hay. Sí porque a mi me está pasando. Siento que debo seguir con ésto. Con esta relación.

Sé que no está siendo fácil. Y que para ella tampoco. Nunca me había sentido así de... enjaulado. Es como si sólo pudiera elegir un camino. Uno alejado de ella. Y es extraño. Porque eso me provoca. Me incita a buscar un atajo. Sin embargo... todo son comentarios, rumores y demás "blablas" que nosotros callamos mediante miradas de complicidad. Tal vez es cuestión de tiempo, o cuestión de fe. Me es igual, seguiré remando.

Y es que, os he hablado sobre como aguantar la presión, afrontar lo que vendrá, la ecuación del éxito, la humildad, la autoestima... pero hay algo mucho más importante que todo ello. Algo que yo con esta nueva situación en la que se encuentra mi vida, estoy empezando a entender. La constancia.

Arriesgar para ganar dicen. Sí. Pero hay partidas y partidas. Y no todas se ganan de un golpe. En un momento. Existirán momentos decisivos, pero el partido dura mucho más de 1 segundo. Quien quiera ganar, que arriesgue constantemente. Quien quiera ganar, que sea constante.

Segundo tras segundo, no declines ni un ápice tu frente.
No mires hacia otro lado, tu batalla está delante de ti, en el horizonte.
No envaines tu filo hasta que el último enemigo haya dejado de respirar.
Sé constante. Si quieres algo, es porque lo has querido desde siempre. Aunque no te hubieras dado cuenta hasta ahora. Si quieres algo, lo quieres ahora. Si quieres algo, querrás que sea tuyo para siempre. Un ciclo, una etapa, una constancia.
El mejor ciclista nunca dejará de peladear.
Es un camino que debes recorrer.
Pero ten en cuenta, que no podrás descansar, si quieres ganar.


Neil.

miércoles, 21 de octubre de 2009

No me obligues a matarte.

Cada día estoy más de acuerdo con Señor T. La ineptitud de ciertos humanos puede llegar a límites inimaginables. Me empiezo a cansar de un par de entes de carne que se encuentran en mi clase.

Uno sólo pretende caer bien al profesor formulando preguntas sencillas, de contestación fácil, únicamente para que el profesor sienta que su lección está haciendo mella en nosotros, y además suponer que dicho alumno en cuestión, está interesado.
A modo de símil, intentaré describir de que se tratan este tipo de preguntas:

Ejemplo:

Profesor dice: "El agua es un gran regulador térmico. Mantiene nuestra temperatura corporal siempre constante a una misma cifra. Por ello, cuando hacemos deporte y nuestra temperatura corporal aumenta debido a la agitación de las partículas que forman todas y cada una de nuestras moléculas y sustancias, sudamos. Mediante el sudor, además de eliminar impurezas, conseguimos que su evaporación con el medio sea suficiente como para disminuir nuestra temperatura a su constante normal".

Alumno formulante de preguntas tontas sólo para caer bien al profesor y parecer interesado con el tema pregunta: "Entonces si estamos mucho rato al sol, sudamos porque el calor que nos provoca la estrella aumenta nuestra temperatura normal, ¿no?"

Profesor dice: "Así es, porque el sol, como bien dices, desequilibra nuestra temperatura corporal."

Alumno formulante de preguntas tontas sólo para caer bien al profesor y parecer interesado con el tema pregunta: "Entonces el agua que función tendría, ¿termoreguladora, no?"

No lo soporto. Es superior a mi. Ni realizando todas las ideas macabras que se me pasan por la cabeza en ese momento, me quedaría a gusto.

"Y es que el odio se va acumulando en mi cabeza, sin hacer ruido. Poco a poco se irá marginando en un rincón de mi mente para ir creciendo. Creciendo y conviertiéndose en una gran bola oscura, que en su debido momento expulsaré en forma de ira".

Neil.


lunes, 19 de octubre de 2009

CADÁVERES VIVOS

Hola, soy el Señor T. Habeis visto qué cosa tan rara, no he puesto el día. Resulta que estoy llegando a la línea entre la serenidad y la violencia masoquista. No os podéis imaginar cuán ignorante puede llegar a ser la gente con la que he de pasar más de seis horas diarias. Y este hecho cae sobre mi como un camión de dos toneladas y media. Ya no lo puedo soportar. Empiezo a tener pequeños estallidos de ira contenida que asustan o sorprenden a mis compañeros, y eso que solo es una pequeña parte, pero es algo que no puedo evitar. Si no tenía suficiente con la carencia de superioridad intelectual por parte de un pequeño sector del claustro, ahora tengo que soportar la de mis compañeros de clase, cómo no. Realmente es un esfuerzo sobrehumano no levantarme de la silla y sacar a rastras a compañeros/as de la clase y cruzarles la cara fuera. Es increíble que al nivel que se supone que estamos queden alumnos asi.
Simplemente se dedican a hacer comentarios que sobran, fuera de contexto e inapropiados, utilizando cultismos o tecnicismos para intentar de hacer alarde de sus conocimientos. Cuando esas aportaciones son deducciones completamente lógicas y evidentes. ¿Es que no se dan cuenta de que están quedando como unos fanfarrones incultos? La implacable estupidez que hoy en día puebla nuestras calles es cada vez mas insoportable y es algo que quiero remediar yéndome muy lejos de aqui, algún día.
Para finalizar, citaré la frase de la inepta del día:
"Ah! Hoy se ha encontrado un cadaver muerto en...."



¿ES QUE ACASO EXISTEN LOS CADÁVERES VIVOS?

jueves, 15 de octubre de 2009

DIA 76

Hola, soy el Señor T. Hace diez días que no hablo en el blog, what a mess. Bueno, qué quereis, he estado ocupado.
Neil me pidió que escribiese yo "Fiesta (II)", pero dudo que lo haga, asi que os quedareis con la incógnita del viernes de ferias, y por supuesto de WkW.
Mañana hay reunión de WeekendWars y tendrá posiblemente algunos cambios, aunque ya os comentaré cuales si se dan a lugar.
Ahora las noticias. He sido elegido delegado. Al fin hasta los ineptos me reconocen como su superior, aunque sea sólo en un grupo de treinta personas. Pero es sólo el comienzo de mi imperio. Mañana es un gran dia para mi. Me presento como corresponsal del centro, y en el caso de ser elegido seré representante tanto de alumnos como de profesores. Seré el punto de conexión entre ambos. También tendré que organizar actividades y todas esas banalidades que la pleve considera como "distintas" para amenizar sus vidas. Ahora pensareis, qué estupidez, te presentas para tener que trabajar. Ja-ja-ja. Todas las actividades que yo organice, tendrán algún motivo y subobjetivo que se adapte a mis planes. Y por si fuera poco me pagarían 200€ trimestrales, lo que hace un total de 600€. Asi que ademas de dominar a las masas, obtendré ganancias económicas.

¿Qué mas se puede pedir?

Anochece.

Una cuidad que nos atrapa. Un amigo que traiciona. Una puerta que se abre. Una ventana en la que nadie asoma. Una caricia en la mañana. Una pasión. Una rabia como símbolo de acción de una generación. Una luz que ilumina. Una canción que me anima. Una lágrima que cae y que limpia una vida herida. Una calle colapsada. Un amor que no se acaba. Un político que mira hacia otro lado y no hace nada. Un respeto que se gana. Una inocencia que se pierde. Un corazón que se acelera cuando un enemigo vuelve. Un policía que me insulta. Un lugar lejos de aquí. Un sentimiento que se oculta por miedo a que dirán de mi. Una familia que se abraza. Un hermano de otra raza. Un jefe que sonríe. Un consejo que sin más rechazas. Un atajo. Un lujo que me distrae. Una calma que me arropa si el sol cae. Un olor que trae recuerdos. Una chica que no sabe que la observo. Un álbum de fotos roto pero que aun conservo. Una libertad que hulle. Un micro que me comprende. Una venganza justa. Un secreto que se vende. Una historia sin comprender. Un cuerpo de mujer. Un beso distante. Un instante de placer. Un ayer que ya no exite y un mundo que nos repudia.

Y a los que quiero les digo que aguanten, no desfallezcan, que nuestros días de gloria se acercan, que sólo quien lo merezca será libre. Va por vosotros, mis hermanos de otra madre seremos indestructibles, escupir vuestra rabia, que no os digan que está bien o mal, sacar lo que os pudre, gladiadores sin puñal. Por todos los que me sienten y me aceptan como soy.

Un tiempo difícil. Un silencio que relaja. Un hombre que no se rinde. Un simple perro de paja. Una distancia que se asume. Un porro que se consume. Una noche. Una plaza. Un botella que nos une. Una rima que se escapa. Un sueño por conseguir. Un horario que encarcela. Un hombre que no quiere oír. Una madre que me espera. Un acto de bondad. Un crimen. Un te quiero. Un hasta luego,y un ¿por qué? Una suerte que me ampara porque yo me la busqué. Un billete que sale de mi bolsillo. Un vacío. Un barrio que me recuerda donde están los míos. Un pecado sin remordimientos. Un juguete que aun divierte. Un solo camino. Una vida. Una muerte. Un paso firme sobre un charco. Un retrato sin un marco. Una página que sigue en blanco. Un canto,Un parto. Un salto. Un llanto. Una gota de sangre secándose en el asfalto. Un arbol que llora hojas secas. Una estatua que se pudre. Un cielo que nunca veo porque el humo lo recubre. Un regalo que agradezco. Un arte que me hace temblar. Un mar que siempre escucha cuando quiero hablar. Un hogar donde descanso. Un lugar de odio y de furia.

Y a quienes me escuchen que luchen. No todo está perdido.

Creer para ver.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Sombra.

Cuando todo está en silencio y la oscuridad se cierne sobre la realidad, yo respiro tranquilo. Las sombras se adueñan de todos y cada uno de los rincones habidos y por haber, y yo me siento seguro. En mi refugio. En la sombra.

Odio las mañanas en las que me despiertan los primeros rayos del amanecer. Se me dibuja una mueca y cierro el puño inconscientemente. Nada comparado con la sonrisa tatuada que porto al levantarme los días de lluvia. Días oscuros y grises, y para muchos, tristes. Pero yo los adoro. Tal vez el miedo me ha ido consumiendo de tal manera en los últimos meses, que me siento bien en ambientes a los que me he ido acostumbrado con el paso de los disgustos.

Además adoro la lluvia porque trae consigo a las sombras, por adelantado, sin tener que esperar a la noche. Y yo respiro tranquilo. Porque ya no tengo miedo. Porque me puedo esconder en su oscuridad con la certeza de que no vendrán, que no me encontrarán.

La sensación de vacío y soledad que siento en algunos momentos es abrumadora. Pero al menos estoy tranquilo. Mejor eso que escuchar sus carcajadas mientras se apoderan de mi ser y me utilizan para saciar su agresividad.


ReturnToTheDarkness.
Neil.

lunes, 5 de octubre de 2009

DIA 66

Hola, soy el Señor T. Vaya semana pasada. Unas fiestas que han durado unos cinco días, y prácticamente los cinco días han sido sublimes. Miercoles y viernes WkW se reunió, ya lo cuenta Neil en Fiesta (I) y lo contará en su próximo post. Además el fin de semana también ha sido legendario. Pero ahora volver a la rutina se hace duro... Pero en fin, siempre quedará el viernes para descargar. Por cierto, papi ha vuelto. Realmente papi ha vuelto. Y eso no hace más que subirme la moral y que desee más fervientemente que la noche de WeekendWars tome forma y caiga sobre nuestra ciudad. Pero sin duda, lo mejor de todo es que el viernes ya no es día lectivo hasta el martes, así que tenemos un largo fin de semana para volver a acoplarnos poco a poco al día a día.

domingo, 4 de octubre de 2009

Fiesta. (I)

Las fiestas de La Ciudad empezaron en el momento en el que me encontré con Señor T por la calle, a la salida del instituto. Quedamos para por la tarde, pues debíamos de comprar un regalo a Erre por su cumpleaños.

La noche se presentaba bien, empezaríamos bebiendo la mejor cerveza que existe en un antro bastante acogedor. Y a partir de ahí, nos dejaríamos llevar.

Hacia el lugar en el que beberíamos, Erre y Señor T la liaron como bien dice la palabra, en el autobús. Erre contó sus problemas con la gripe A, alarmando a todo el mundo. Señor T por su parte, miraba de manera extraña a los demás viajantes, asustándolos.

Todo transcurría en una atmósfera cálida. Nos sentíamos queridos por lo demás bebedores de aquella cervecería y la cerveza se deslizaba por nuestra garganta con suma facilidad, sin impedimentos.

Tras la llegada de Jota, le dimos el regalo a Erre. Una preciosa y sublime muñeca hinchable llamada Lily. Con las órbitas en blanco, Erre hizo gala de toda su capacidad pulmonar llenando de aire a nuestra nueva compañera. Seguidamente, como si de un psicópata-violador se tratara, la tiró al suelo para penetrarla hasta lo más hondo de su ser.

Las comisuras de los labios ya nos dolían de tanto reírnos, y la noche no había ni empezado.

Poco después tuve un altercado con Lily. Le explicaba en una terraza del bar de al lado que le había enviado más de diez mensajes, y que sin embargo, ella había pasado de mí. Fue mi momento lánguido del día.

Todos íbamos bastante tocados de alcohol, perfectos para marcharnos a la otra punta de La Ciudad para hacer botellón con unos amigos.

Esperando al autobús de nuevo, Erre y Señor T protagonizaron una de las escenas más eróticas de la noche. En el césped de una redonda se demostraron su amor de una manera bastante "heavy".
Acabando la ronda de High5, Señor T se dio cuenta de que se le había caído dinero en la hierba. Volvió a por él y gracias a unos caracoles que le guiaron, encontró las monedas que le faltaban.
"Los caracoles del Dinero". En deuda con ellos, Señor T se metió en el bolsillo a los dos más valientes, invitándoles a pasar la noche con nosotros.

Debido a la tardanza del autocar, hicimos la larga ruta andando. El camino se hizo corto debido a que los efectos del alcohol nos hacían protagonizar escenas bastante cómicas.

Nuestra entrada al parque, lugar elegido para el botellón, fue colosal. Abarrotado de gente, penetramos en él portando a Lily sobre nuestros hombros ante la atónita mirada de los demás.

Ya en el parque, Señor T y Erre agradecieron a los Caracoles del Dinero su compañía, lamiéndolos como si de un helado se trataran. Los animales, con los cuernos empalmados, parecían excitados.

Y seguimos bebiendo. Y hablando. Y riendo. WkW estaba de fiesta. Pero era miércoles. Y todos sabéis ya que WkW es WkW los viernes.

Con lo cual, lo mejor estaba por llegar.


Capítulo 1.
Memorias de WeekendWars