Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

lunes, 16 de noviembre de 2009

DIA 106

Hola, soy el Señor T. Uh, cuánto tiempo. Bien, que os jodan, he estado ocupado ineptos. ¿Realmente habeis estado dos semanas entrando diáriamente al blog esperando mis posts? JA JA, pobrecitos.
Noticias: he sido nombrado corresponsal tal y como yo esperaba. Lo que no tenía previsto es que el resto de mis colegas fuesen unos absolutos incompetentes. Sólo os digo que algunos cursan cuarto de E.S.O. en PDC (un curso especial de contenido bajo mínimos para que la pleve abandone el centro escolar con el graduado y se ponga a trabajar) y que dos de ellas confundieron el himno de España con la melodía del Tetris. Desesperante.Y sólo nos hemos reunido una vez.
Por otro lado, se ha desatado la guerra en mi centro docente. La orgullosa inepta protagonista de los "cadáveres muertos" y otras "hazañas" tuvo la osadía de dirigirme la palabra. Y no sólo eso, sino que se atrevió a criticar mi política con la delegatura. ¿Cómo se atreve? Ella, corrijo, ESO, con sus ropajes pijos de telas baratas y mala calidad y por las cuales paga un dineral, ¿Cómo osa hablarle a un tipo trajeado? Sin duda, trabas de la mente de una inepta. La situación se contextúa en que anuncio a un profesor mi corresponsalía, cuando ella con tono de desprecio dice para que todos puedan oirla:
- Pues como lo lleves igual que la delegatura...(no lo dijo tan formal, pero era tan incoherente lo que dijo que para que lo entendais le he dado forma)
Por supuesto, le mandé callar, cosa que le hirió su orgullo de rata. Empezamos a discutir, lo que le motivó a alzar la voz. De alguna forma tenía que demostrar que podía ser superior a mi. Gritos. Qué cosa tan barriobajera y propia de los faltos de argumentos. Evidentemente, acabé harto de que perforara mis timpanos, asi que le grité diciéndole algo asi:
-Tu cállate que no tienes ni puta idea de nada, ignorante.
Claro, ella siguió con lo de "pues no me callo!" pero como le ignoraba, desistió.
A todo esto, la profesora únicamente observaba. Que poderío...

En fin, ya podeis dar gracias de que he escrito, pues no se cuando volveré a hacerlo ya que como he dicho antes, alguien no se hace increible únicamente escribiendo en un blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario