Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

martes, 2 de junio de 2009

¿Juegas?

Inefable es esa sensación que siento algunas mañanas. Mañanas en las que siento que el sol únicamente alumbra el hemisferio norte para volver a verme. Mañanas en las que considero que las nubes formarán la figura que yo decida. Mañanas en las que presiento que lloverá cuando yo haga una simple mueca de insatisfacción. Mañanas en las que en fin, me siento Dios.

La vida es esto. No es más que un puto juego. Un puto juego de rol en el que tú decides que tipo de personaje estereotipado quieres representar. Hay papeles muy sencillos. El papel de niña pija, tonta y cuyo único problema es escuchar que en "Vidal" no quedan pintauñas. Existe el papel de niñon llorón, que considera mucho más sencillo llorar durante toda una jodida noche, que plantar cara a sus problemas. El niño que se deja manipular para evitar problemas, o el niño que busca problemas para acabar lo más rápido posible con la mierda de vida en la que vive.

Pero el papel de Dios nadie lo coge. Nadie se decide a coger por los huevos a la vida, desafiar a la muerte y follarse al miedo. Nadie coge el papel de Dios porque consiste en comportarse como un líder, saber transmitir tranquilidad, confiar en sí mismo, y tener una sonrisa en los momentos más críticos. Nadie coge el papel de Dios, y yo no entiendo por qué, si el final para todos es igual, ¿de qué sirve llorar, vivir en la ignorancia o buscar irse al otro barrio cuanto antes mejor?

Jugad a ser Dios. Probablemente os encontréis con un game over, pero ¡qué coño!, insertar un coin de nuevo, y a volver a intentarlo, una y otra vez... (o hasta que la crisis nos lleve a todos a la mierda y tengáis que dar de ostias a la máquina para que funcione...)

Neil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario