Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

lunes, 18 de julio de 2011

Volverá a sonreír

Hola, soy el Señor T. Como estáis acostumbrados, vengo aquí para hablar de algo. Y no se trata de alguna increíble aventura de WeekendWars, alguna gesta heroica por parte de alguno de los miembros o ni siquiera lo que parece que es la incorporación de un nuevo miembro.El tema de hoy trata un tema que, cuanto menos, es polémico. Y ojo que he dicho cuanto menos.

El gobierno de los populares gobierna ahora prácticamente todas las comunidades autónomas, incluida la mía. Ademas, después de 20 años de mandato socialista, se han impuesto su oposición para llevar la alcaldía de la ciudad. Pues últimamente llegaban a mis oídos rumores de que el alcalde quería construir un campo de golf. A mi me parecía algo tan sumamente escandaloso que di por supuesto que eran rumores tontos, pero aun así, me informe. Así pues, mi fuente me lo confirmó, y no sólo eso, sino que quería hacerlo en una zona natural protegida, de alto valor biológico. Aun así, añadió que este proyecto debía ser aprobado por algún tipo de tribunal de la Generalitat. Mis alarmas se dispararon, pues no nos dirige otro que el corruptísimo PP valenciano y en su cabeza, el famoso F.Camps. Y ni siquiera así pensé que pudiese llevar a cabo tal proyecto.

Hoy mismo, unos informativos de la televisión informaban de la próxima construcción del campo de golf, y si, en zona protegida. Según ellos, está permitido mientras no se edifique. Simplemente magnífico. Hablaban de los miles de metros cuadrados que tendrá...los "supuestos" ingresos que generará...que si su fusión con el campo de tenis esto...que si desestacionalizará el turismo de playa.... en fin, gilipolleces.

Hoy ha llegado la hora. No permitiremos que tal atentado se lleve a cabo. El boicot, manipulación o la simple destrucción adquirirán un nuevo significado. Es hora de volver a sacar esas ya viejas máscaras que en su día nos dieron todo el poder que solo el miedo y el anonimato pueden llegar a otorgar. Es hora de sacarla de ese baúl cuya llave tiene forma de tridente, quitarle el polvo, y prepararnos para algo grande. Y así, tras un largo letargo, una faz de payaso volverá a sonreír cubriendo mi cara esperando, simplemente, que me deje llevar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario