Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

domingo, 15 de enero de 2012

100 days of Neil.

[SER COMO YO]

ÍNDICE DE ÉXITO: 100%.
FUNCIONA CON: Todos los aspectos cotidianos de la vida diaria.
REQUISITOS: Considerar tu vida una mierda.
TIEMPO DE PREPARACIÓN: 100 días.
CAGADAS:
- Hablar más de la cuenta.
- Tener antecedentes penales.
- Empezar siendo simpático y acabar siendo el bufón.
- No saber conducir.
- Combinar una corbata naranja con una camisa de cuadros azul marina.
- No tener unas ray ban wayfarer. (O tenerlas de un color llamativo como el rojo o rosa).
- Odiar el whiskey.

· LA JUGADA ·

Después de 100 días por aquí me he dado cuenta de que muchos de vosotros os preguntáis quién coño es Marcos. Yo tampoco lo sé. Pero siempre está en todas mis fiestas. Bueno, nunca le he visto, pero la mayoría de gente que asiste siempre viene de su parte. "Hola, soy Bruno, amigo de Marcos". Así que ahora tengo mi facebook lleno de amigos de Marcos, y sigo sin saber quién es.

Vale, típico mío. Tengo un problema, no sé si os lo he comentado alguna vez, pero sufro un alto déficit de atención, lo que significa que tengo cierta tendencia obsesiva a desviarme de todo tipo de temas. No, concentrarme no es lo mío. Bueno, el tema es que me gustaría que me conociérais mejor. Había pensado en un post muy rollo "soy una persona fantástica, soñadora y víctima de esta sociedad..., bla, bla, bla", pero creo que es mucho mejor enseñaros a ser como yo.

La primera regla es no tener reglas. La gran mayoría de gente piensa tanto en las cosas que al final sufren el yuyu: bloquearse ante situaciones sencillas. Que si miedo a qué pasará, que si no saber qué dirá...Actuad. Si tenéis que hacer algo, hacedlo. El remordimiento es lo que aparece cuando no haces algo y no al revés.

Las mañanas son importantísimas: determinarán como será el resto del día. Tanto si tenéis mal despertar como no, poneos como despertador alguna canción rollo BSO de alguna película.
americana. Yo suelo usar esta:


Bien, no os perdáis ahora. Con esta canción de fondo (o alguna similar) os empezáis a vestir. Pero con estilo, marcando bíceps al abrocharos la camisa, mirándoos al espejo y poniendo gestitos de tipo duro mientras os enfundáis vuestras gafas Ray Ban Wayfarer. Un poco de colonia en puntos estratégicos: muñecas, cuello y pecho. Y gomina mezclada a partes iguales con agua para dar una sensación de efecto mojado.

A continuación vais a la cocina. Un cortado o un café. Pero nada de sentarse. Con la música aún de fondo (modo repetición ON) os apoyáis en el banco de mármol con chuleria, y os lo tomáis. No soy partidario de tomar ningún tipo de alimento sólido por temas digestivos. Bebo café mientras fumo, y bueno... ya lo sabréis. Pero en esto, os dejo libertad para prepararos unas tostadas o lo que queráis.

Bueno, estáis en condiciones de salir de casa y enfrentaros al mundo: ir al trabajo, a la Universidad, a comprar, lo que sea. Necesitáis unos buenos auriculares, la música debe seguir sonando. ¿Los tenéis? Pues después de haber pasado la canción al móvil (sí, la misma canción siempre, nada de ahora una de rock, ahora ésta de este grupo...) los enchufáis. Y pa fuera, pa la calle.

Hay un momento mágico que marcará vuestro futuro más próximo. Son los segundos que transcurren desde que te acercas a la puerta del portal, la abres y sales a la calle. Intenta hacedlo de la manera más cinematográfica posible. Mi consejo es que esperéis al momento de subidón de la canción, y entonces, salir con el cuello estirado, haciendo saludos militares o levantando las gafas para guiñar el ojo a toda la gente que vean vuestra magistral salida.

¿No notáis eso? Sí, es la adrenalina que se siente cuando eres consciente de que estás siendo el puto amo. Me pasa constantemente pero estoy seguro de que a vosotros os sorprenderá tanta energía. Bueno, hay que continuar. Ahora debéis de ir al coche. Me da igual que no lo necesitéis o no tengáis ( o peor aún, que no sepáis, entonces el juego termina aquí). SI QUERÉIS JUGAR A SER YO, LAS COSAS SE HACEN COMO YO DIGO.

Conducir es fácil. ¿Te gusta conducir? A mí me encanta. ¿Por qué? Por la sensación de libertad que sientes cuando aceleras y ves como vas dejando atrás el paisaje... Qué va, es coña, jaja. Lo que me mola es lo bien que me queda mi mano sobre el volante mientras apoyo el codo del otro brazo sobre la ventanilla. Consiste en conducir despacio, dejando pasar a todo el mundo mientras les sonríes y le deseas un buen día a la señora Jack, al señor Black y a los pequeños Joe y Sarah.

En el trabajo, universidad, compra, lo que sea, siempre debéis contar lo alucinante que es vuestra vida. Y siempre seréis el centro de atención. Exigid respeto si en algún momento de alguna conversación múltiple no se menciona vuestro nombre más de dos veces seguidas. El resto de el día dejad que transcurra de forma normal. Y llega la noche.

Cogéis y os vais al pub del bueno de Dimitri. Vuestro asiento de siempre, vuestro whiskey con dos hielos de siempre. Y esperáis a que se llene el local lo suficiente como aparecer. Sobre las 00:00h empieza el show. Música de fondo de calidad y el pub atestado de jóvenes que beben mientras las chicas sonríen entre ellas y miran de reojo al cruasán que baila el baile de los gorilas mientras suena METALLICA. Tapas durante milésimas de segundo tu cara con la palma de la mano, lo que mis amigos los británicos llaman FACEPALM, y te levantas ajustándote las mangas y el cuello de la camisa. Ha llegado la hora de demostrar quiénes sois. Es la hora de...

Convertiros en una leyenda del bar

¡Que Dimitri pare la música, baje los focos y deje de servir! Que pida a gritos que todo el pub concentre su visión en la asombrosa actuación de la que van a disfrutar a continuación. La incertidumbre de la peña crecerá súbitamente de forma exponencial. Y entonces, aparecéis vosotros con una chupa de cuero, las RayBan, medio piti en la boca y pelo desecho. Camináis con chulería hacia el karaoke. Cogéis con asco el micro y le dáis la espalda al público. Mano derecha en alto con dedo índice apuntando al cielo. Chasqueáis los dedos de la mano izquierda tres veces y BOOOOOOOM!!! COMIENZA LA MÚSICA A SONAR. ESTA CANCIÓN:


Haréis la mejor actuación de la vida de todos los presentes. Corearán tu nombre, las cervezas volarán por los aires, las mesas y las sillas se convertirán en objetivos de patadas como consecuencia de la adrenalina que desprendas. Lo habrás conseguido. LEYENDA

Llegaréis a casa acompañados o solos, dependiendo de vuestras habilidades de mercado, pero con la mejor sensación del mundo: nada volverá a ser como antes, porque ahora, amigos, ahora sois como yo.

Neil

1 comentario:

  1. Jajaja me parto tío la primera regla es que no hay reglas qué recuerdos... ¡ahora comprendo muchas cosas que haces! Osea que quieres ser el centro de atención en las conversaciones múltiples¬¬ ¡Muy bonito!

    Tomo nota que lo de despertarme con música me ha gustado a ver si caigo el ipod... pero una cosa, espero que en el karaoke no esté el piti encendido a ver si te echan por ir demasiado de "malote" xD

    Pd. una pena que no te comenten más tus entradas por que te echas unas risas xD

    ResponderEliminar