Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

viernes, 20 de mayo de 2011

Bifurcación

Hola, soy el Señor T. Al fin he decidido visitar de nuevo el blog y parece que hace muchísimo tiempo que no venimos por aquí, pues solo viendo la última entrada me doy cuenta del camino que hemos recorrido desde entonces.

Un sinfín de acontecimientos increíbles e inverosímiles que hemos vivido, tanto juntos como por separado, los miembros de WeekendWars. Malentendidos y no tan mal entendidos asuntos con la policía, violencia de género con su persecución y actuación de escoltas correspondiente, incendios "accidentales"... Pero no es hora de contar todo eso.

Hoy el mundo se ha detenido durante unos minutos, mientras leía una noticia en un periódico, la cual me ha conmocionado y alegrado a partes iguales. En ella, una visión de futuro, un futuro prometedor... pero sin mis compañeros.

Tras la durísima cuesta por la que estamos pasando tres de los miembros del Tridente, nos espera una decisión que nos marcará, al menos, durante el próximo año. Y esa decisión se me ha presentado a mi hoy en forma de tinta impresa sobre un grisáceo papel reciclado. Los actos irresponsables e inmaduros que he seguido estos dos últimos años, ahora me van a pasar factura, abriendo una bifurcación en el camino de WeekendWars como quien abre en canal a un cerdo para sacarle las entrañas.

Todo apunta a que, sin mis compañeros, tendré que tomar la alternativa y desviarme de nuestro Camino durante una larga temporada para poder completar mis objetivos personales, académicos y sobretodo, de futuro. Exactamente, y haciendo referencia a otro post anterior, viajaré a 700km de la capital donde, este año venidero, íbamos a instalarnos.

Y el viaje no se antoja fácil. Nuevo territorio, nuevas costumbres, y un camino pedregoso difícil de recorrer...en soledad. Siendo positivo, soy capaz de ver la experiencia que significará para mi, como la total independencia, un desarrollo personal que crecerá exponencialmente y otras cosas que seguro iré descubriendo...pero en lo más profundo de mi ser me aterra tener que hacerlo solo.

Sin la brillante palabrería de Neil, la característica sonrisa de Jota que siempre te contagia, e incluso sin el absoluto pasotismo pero profundísima amistad de Erre, cada día será peor que el anterior. Tener que despedirme de mis allegados, de mis hermanos, de una parte de mi, se me antoja una tarea imposible. Pero sacrificar un posible futuro brillante, para poder estar con ellos sería otra conducta irresponsable e inmadura, comparable a la que me ha llevado a esta situación.

Así pues, no me queda otra que afrontarlo, con toda mi prepotencia y la de mis compañeros por delante, y pasar cuanto antes el duro tramo que se avecina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario