Etiquetas

Neil (107) Señor T (60) WeekendWars (37)

viernes, 26 de noviembre de 2010

DIA 454

Hola, soy el Señor T. Después de dos largos meses sin que el el mundo mereciera mi retorno a nuestros artículos virtuales, me he visto obligado a volver a plasmar cada uno de mis siniestros pensamientos. Y es que a partir del final del verano mis expectativas eran de unos nueve meses de tranquilidad y paz interior, justo lo contrario de lo que realmente existe en mi vida. Apenas han transcurrido tres meses desde entonces, pero me está pareciendo una eternidad. La demagogia, desconfianza o la simple duda ante todo, son hechos que no hacen mas que atormentarme cada día. Veo como todos los cimientos de mi carácter y forma de ser empiezan a desmoronarse cada vez mas rápido, después de haber cometido errores(sabiendo en qué me metía) cuyas consecuencias creía surrealistas, y que ahora están haciendo acto de presencia en todo su esplendor. Pero lo que realmente puede conmigo es mi incapacidad de controlar esta situación. Lo único que puedo hacer es desviar un poco el trayecto, cual árbol que con sus ramas corta el viento para que después siga su curso como si nada se hubiera interpuesto en su camino. Pero al final, parece que las cosas no van a tener remedio, y no habrá más opción que reconstruirlo todo.
Ciertamente, hay cosas que sí animo a que caigan, aspectos en mi vida relacionados con ineptos, los cuales no hacen más que emponzoñarme la mente, pero otros de los cuales no quiero separarme ya que son la base de mi tranquilidad y capacidad de mantener la compostura ante viento y marea, tal como WeekendWars entre otros, que se sentirán aludidos al leer esto. Y por ellos voy a darlo todo, absolutamente todo, aunque me deje la piel y la mente en ello. Pues hay cosas que, por mantenerlas, vale la pena perderlo todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario